Mayo inicia en las calles de Venezuela y vamos a un proceso constituyente.

“Dichoso el ciudadano que bajo el escudo de las armas de su mando, convoca a su pueblo para que ejerza su voluntad absoluta”. Simón Bolívar, Discurso de Angostura, 15 de febrero de 1819.

Juan Martorano

Sin duda, este mes de mayo, quinto mes del año, el mes del esplendor de la primavera y de las flores ha iniciado en medio de atizar las contradicciones y azuzar más las luchas de clases en el seno de nuestro pueblo. La batalla política y social en la República Bolivariana de Venezuela, se ha colocado, una vez más, en las calles, caseríos y pueblos.

Y sin duda, Nicolás Maduro, hijo de Chávez, primer Presidente de la República Bolivariana de Venezuela obrero y continuador de la obra de nuestro inolvidable Comandante cumplió con su palabra empeñada respecto a activar un nuevo desencandenante histórico, que enrumbe a la Revolución por nuevos derroteros y nuevos espacios.

Y es ahí donde se planteó que el diálogo político convocado por él en innumerables ocasiones debía pasar a una fase mucho más profunda. Y de allí, como el mismo lo expresó, en uso de sus atribuciones constitucionales, anuncio la activación de una nueva Asamblea Nacional Constituyente, de conformidad con los preceptos de los artículos 347 al 349 de nuestro vigente texto constitucional.

No es cualquier cosa lo que ha planteado el Presidente y líder Nicolás Maduro al convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, puesto que dicho proceso jamás culminó como algunos podían haber pensado. El proceso constituyente iniciado en nuestro país en 1999 pasa ahora a una nueva etapa, y es lo que nos expresó el Jefe del Estado en el día de ayer.

No es cualquier cosa lo que ha señalado Nicolás Maduro al convocar y activar la figura de una Asamblea Nacional Constituyente, puesto que al momento de convocar la misma, tal y como lo expresa el artículo 347 de nuestra Carta Magna, se hace con la intención de refundar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución. En términos propios de la ciencia política, la Asamblea Nacional Constituyente es la respuesta chavista a la agresión del imperialismo y a sus cipayos de acá y en la cual, los que creemos y las que creemos en el proyecto político revolucionario y socialista, estamos en la obligación de profundizar y radicalizar el mismo.

Eso fue lo que realizó el Presidente Maduro en el día de ayer, en medio de esa multitudinaria concentración en la avenida Bolívar de Caracas, y al cual nos está invitando al  país diverso y plural a participar en el referido debate.

Sin duda, la apuesta que hace el Primer Mandatario Nacional al convocar y activar dicha figura constitucional, al poder constituyente originario es una apuesta política de alto riesgo e impacto. En las últimas horas, se ha desatado toda una serie de especulaciones, opiniones y análisis, algunos válidos, otros de manera destemplada y ubicados fuera de la realidad, los cuales debemos salirle al paso y suministrar a nuestro pueblo la mayor de las informaciones, con el fin de evitar el enrarecimiento político que algunos trataran de hacer, y de torpedear esta nueva fase en la que el país ha entrado a partir del día de ayer.

La dinámica y el momento político, social, económico y cultural del país ha cambiado completamente con este anuncio de Nicolás Maduro. Estamos llegando a la hora de las definiciones y de un momento estelar de la historia. Estamos en una gran cita, y de que nos pongamos los “pantalones largos”.

Es importante que tengamos en claro, porque después en el marco de esta coyuntura surge más de un “constitucionalista” que falta definir las propias bases sobre las cuales se elegirán los constituyentistas y el tiempo de duración de esta nueva Asamblea Nacional Constituyente, la cual debe definirse en las próximas semanas por parte de la Comisión Presidencial juramentada para tal fin. Este proceso aún se inicia, y no debemos perder de vista estos grandes debates que se iniciaron a partir del día de ayer.

Pero desde ya, algunos y así lo expresó lo que dan es tristeza con las opiniones que expresaron, tan pronto se ha hecho público el anuncio de convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente hecha por el Jefe del Estado. No me estoy refiriendo a la oposición abiertamente identificada porque eso era lógico que formara parte de la reacción y de los cálculos. Me refiero a supuestos “revolucionarios” a supuestos “chavistas” que, al igual que en 1999 con la convocatoria a constituyente del Comandante Chávez, expresan los mismos argumentos de nuestros enemigos históricos al señalar en un meta mensaje que “con constituyente no se va al mercado”.

Es una opinión respetable, pero de verdad que tristeza que un camarada que se considera “chavista” haya decidido no ponerse a la altura del momento político que vive la Repúlblica y perderse esta cita con la historia.

Pero lo bueno de esto es que ahora veremos quién es quién en este momento político de asumir posiciones y definiciones. Definitivamente, las caretas se terminan de caer.

En lo que a este humilde servidor de ustedes corresponde, y disculpen la alusión en primera persona, desde ya continuaré y arreciaré más bien en ir a las catacumbas del pueblo y en todos los espacios en los que pueda ser invitado para que, como abogado y militante de la causa de Chávez, aportar luces sobre los fundamentos constitucionales y políticos sobre esta convocatoria a esta Asamblea Nacional Constituyente anunciada por el Presidente Obrero y chavista Nicolás Maduro en el día de ayer.

Hoy también se dará un debate bien interesante en la reunión de cancilleres de la Confederación de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) creación de Hugo Chávez, y el debate constituyente llegará allí también, y del que estaremos muy pendientes.

Todo lo que va a ocurrir debajo del sol, tiene su hora, y ha llegado la hora del pueblo, de profundizar y radicalizar la Revolución.

Y de verdad, que hay que quitarse el sombrero ante esta jugada política de alta factura realizada por Nicolás Maduro. Creo que sus enemigos políticos lo han subestimado más de lo que algunos se imaginaron.

En próximos artículos, trataremos de dar algunos fundamentos jurídicos, constitucionales y políticos que sustentan esta convocatoria y activación de esta figura realizada por el Presidente Nicolás Maduro. Así que atentos y atentas todas y todos.

¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Hasta la Victoria Siempre!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Venezuela y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s