La dictadura venezolana y la democracia yanki

Ayer, tras las protestas de la oposición venezolana, algunos focos de violencia se presentaron en zonas puntuales del país. Las redes sociales estallaron al conocerse la noticia del homicidio del joven Jairo Ortiz Bustamante de 19 años de edad en los Altos Mirandinos.

La dirigente de oposición, María Corina Machado, escribió un mensaje a través de su cuenta en la red social Twitter. En el trino responsabilizaba a las fuerzas represoras del Estado de haber cometido el homicidio de un joven de oposición:

Pocas horas después, se pudo conocer que el joven no participaba de las protestas. Jairo Ortíz fue asesinado por el policía de tránsito Rohenluis Mata Rojas, sin competencia en funciones de orden público. Actuó por cuenta propia. Fue capturado y puesto a la orden de la justicia.

Comunicado del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores Justicia y Paz

El peso de la Ley

El asesinato de Jairo Ortiz conmovió a toda la sociedad venezolana. El chavismo no es complaciente ni con el homicidio, ni con las violaciones de DDHH. Según cifras del Ministerio Público de ese país, en el año  2016 se imputó a 2 mil 441 funcionarios y se solicitaron 225 medidas privativas de libertad. También se presentaron 320 acusaciones contra 635 funcionarios, y 266 fueron condenados.

En Venezuela, los casos de funcionarios procesados por violación de derechos humanos reciben severas condenas. El 14 de diciembre del 2016 fue condenado a 30 años de prisión el sargento de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) Alvin Bonilla Rojas, por la muerte de la estudiante Geraldine Moreno Orozco, ocurrida el 19 de febrero de 2014 producto de las manifestaciones que se suscitaron en el estado Carabobo. Por este caso, también fue condenado a 16 años y 6 meses de prisión el sargento de ese mismo componente castrense Francisco Caridad Barroso.

Otro caso emblemático es el del joven Bassil Da Costa que fue asesinado el 12 de febrero del 2014, durante la manifestación violenta que encabezó Leopoldo López hacia las inmediaciones del Ministerio Público en Parque Carabobo. Por este homicidio fue condenado a 29 años y 6 meses de prisión el Comisario del Sebin (el Servicio de Inteligencia venezolano) José Perdomo Camacho. A su vez, fue condenado a 6 años de prisión el oficial de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) Andry Jaspe López, por uso indebido de arma orgánica.

Doble Rasero

Trinos del General Ángel Vivas

En 2014, el General Ángel Vivas cobró notoriedad por convertirse en el autor intelectual de un par de homicidiosdurante los hechos violentos ocurridos en Venezuela en el año 2014, popularmente conocidos como “Las Guarimbas”. Éste General, a través de su cuenta Twitter instó a los manifestantes a tensar guayas de alambre galvanizado de un extremo a otro de las vías para “neutralizar” a los motorizados.

Siguiendo las instrucciones, manifestantes de la Avenida Rómulo Gallegos de una urbanización clase media en Caracas, efectuaron la operación. Decapitaron a Elvis Durán de la Rosa de 29 años de edad.

Doris Elena Lobo de 40 años falleció por las lesiones producidas después de que la moto en la que viajaba chocara con una trampa de alambres colocada en la Avenida Las Américas, ubicada en otra urbanización clase media de la Ciudad de Mérida en el estado homónimo.

Este viernes 7 de abril, la oposición venezolana manifestaba su indignación por la captura del General Ángel Vivas, quien permaneció durante tres años atrincherado en su residencia ubicada en una zona “próspera” de la ciudad capital. La visión de los Derechos Humanos parece ser relativa.

Lo que ocurre en democracia

Si por los frutos los conoceréis, podríamos alegar que el Estado venezolano respeta los derechos humanos, los ampara y procura severas condenas a sus violaciones. Una “dictadura” que “innova” en los conceptos. Al menos: atípica. Moderna. Los socios árabes del Reino de España y de la Casa Blanca no se andan con medias tintas y cruzan los sables por la garganta o revientan a latigazos. Observemos qué ocurre en la democracia. Con esto en mente naveguemos hasta las orillas de la cuna de la libertad: Estados Unidos.

Según el Blog “Un Lugar en la Blogósfera” sufrir de una discapacidad mental en EEUU incrementa 16 veces las posibilidades de morir a manos de un policía. En el referido sitio web se puede leer:

“El Centro para la Defensa de Tratamientos emitió un informe en el que se denuncia que en los últimos años se ha ido desmantelando el sistema de atención destinado al tratamiento de los 7.9 millones de estadounidenses que padecen discapacidades mentales severas. Se calcula que, al menos 4 millones necesitan tratamiento y medicación.

Esta falta de atención, alertan, es fatal. 1 de cada 4 encuentros mortales ante la policía es una consecuencia de esta negligencia del sistema público de salud.   El informe concluye que el riesgo de que una persona con discapacidad mental sea asesinada por la policia estadounidense es 16 veces mayor a la de los demás civiles.”

La población afroamericana tiene mayores posibilidades de sufrir un enfrentamiento con la policía y morir,  si se le compara con los ciudadanos blancos, e incluso, con los latinos. Usualmente los policías no son condenados. Por el contrario, resultan absueltos.

En el año 2014, la policía asesinó a Michael Brown, de 18 años de edad. El hecho sangriento inició una ola de protestas en todo el país que inspiró la conformación de un gran movimiento nacional llamado Blacks Lives Matters. Durante semanas los manifestantes se mantuvieron en las calles. Para disuadirlos, policías estadounidenses salían a la calle con armamento utilizado en Irak y Afganistán. Se llegó  a prohibir los vuelos de helicópteros de medios de comunicación para impedir la cobertura aérea de las protestas. El policía que asesinó a Michael Brown fue absuelto.

Tamir Rice de 12 años fue asesinado por la policía mientras jugaba en una calle con un arma de juguete. “Rice tuvo la desgracia de ser un negro que vive en un área pobre donde la policía habitualmente se comporta como una fuerza de ocupación que tira primero y pregunta después”, escribió The New York Times. El policía que le asesinó fue absuelto.

Korryn Gaines, de 23 años de edad, fue asesinada por la policía y su hijo de 5 años resultó herido en el enfrentamiento armado que la mujer sostuvo con la policía que le persiguió por una infracción de tránsito. Korryn Gaines transmitió el hecho en vivo por Facebook hasta que su cuenta fue bloqueada. No hubo cargos contra el policía.

Lecciones, pues, de democracia…/vtactual.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría, Venezuela y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s